LA SOLUCION PARA PISOS INDUSTRIALES

Los pisos de hormigón son una excelente elección cuando se trata de cubrir grandes superficies de forma rápida, económica y con bajo mantenimiento. Con una gran resistencia al desgaste, alta dureza y densidad superficial, soportan los golpes y la caída de objetos.
Se adaptan a los distintos requerimientos y proveen una superficie de rodamiento adecuada al tránsito y a las grandes cargas. Por eso el hormigón es ideal para pisos industriales, cocheras, depósitos, establecimientos comerciales de grandes dimensiones, talleres, etc.
Su duración puede superar fácilmente los 20 años, con un mantenimiento en las zonas de las juntas únicamente cada 3 años y con un costo mínimo.
Otra de sus ventajas, en determinadas condiciones, es que se puede colocar sobre pisos ya existentes cómo cerámicos, mosaicos, contrapisos, sobre terreno natural compactado o incluso sobre viejos pavimentos fisurados o rotos.